el valor de las pequeñas cosas en el confinamiento

Durante la cuarentena  todo el proceso de autoaislamiento y cambio rutinas conlleva muchos riesgos y desafíos para nuestra mente ,  es fácil dejar de lado las rutinas habituales de autocuidado, como tener un horario, ducharse, vestirse bien y comer comidas en horarios regulares. Si bien no todos estos patrones son factores de riesgo de  bajón psicológico lo cierto es que   pueden afectar su motivación y niveles de energía.



De manera similar, los patrones de sueño pueden desregularse, ya sea con exceso de sueño o durmiendo fuera de la regularidad de  la rutina diaria habitual: irse a dormir temprano en la mañana y despertarse alrededor del almuerzo o más tarde.



Tales problemas para dormir están asociados con factores de riesgo de depresión.



Consejos básicos

  • Hay que mantener  un horario regular que se asemeje mucho a su horario diario previo a la cuarentena  
  • Tener una hora fijada para despertarse
  • Mantener  un  “horario para ir al trabajo o ir a estudiar “establecido y algunos límites de tiempo
  • Tener horarios regulares para las comidas
  • Si puede, sincroniza  tu horario con sus grupos de relación importantes – Tu grupo, Tu familia  tus grupos de amigos – estar “en el trabajo” al mismo tiempo que tus compañeros de grupo facilitará la cooperación, al igual que compartir las comidas con tus relaciones  
  • Mantén tus horarios para irte a dormir  
  • Realizar actividades regulares de cuidado personal como ducharse y arreglarse-no hay que descuidar estos pequeños detalles  de hecho estos detalles son fundamentales ..
  • La actividad física, especialmente el ejercicio anaeróbico, mejora el estado desánimo y, en general, reduce los síntomas de ansiedad y stress.
  • Esfuérzate por mantener  tus contactos sociales activos:
  • Hablar con regularidad con familiares o amigos no importa si son cercanos o no, lo importante es mantener el contacto.
  • Encuentre actividades agradables para compartir con las personas que viven contigo
  • Comparte momentos agradables con amigos,  comiendo, viendo una película o jugando juntos (videojuegos  o juegos de reunión)
  • Asegúrate  de participar en tantas actividades agradables y gratificantes como puedas y date una recompensa por realizar actividades desagradables en relación con lo difícil que fue lograrlas; levantarse de la cama puede ser un verdadero desafío para algunas personas .

Mantente motivado e ilusionado

  • Mantente conectado a las clases si estas estudiando , incluso si es difícil, perder la pista solo hará que sea más difícil regresar, y el doble en el aprendizaje a distancia
  • “Solo cinco minutos”: si tienes dificultades para comenzar, repítete a ti mismo que lo harás durante cinco minutos.,,, Lo importante es mantener esos 5 minutos
  • Utiliza una mentalidad de progreso en lugar de un enfoque en el objetivo final: plantéate hacer pequeñas cosas/rutinas en 5 minutos , la clave es la consistencia de esos 5 minutos
  • A distancia, puede ser realmente útil tener amigos específicos con quienes discutir el trabajo del curso de una manera positiva, o simplemente hablar,. Comentar y mantenerse activo  con cualquier grupo , con los que tengas algo en común, como estudios , trabajo , un hobby.
  • Metete en todas las actividades que puedas y te haga compartir; el no poder salir a la calle, no es lo mismo que estar aislado.
  • Plantéate estudiar cosas diferentes (como un idioma, un curso específico) , es mejor hacer pequeños cursos que no atragantarse con grandes proyectos (un master o carrera )
  • Ten en cuenta que tu estado de humor, y con ello, tus ganas de estudiar y hacer cualquier actividad  variaran con el paso del tiempo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.